jueves, 31 de diciembre de 2015

Jornada 3: Gladiadoras de Ariel vs Atlético Ablación

Hay partidos que prometen caos, cuando hay un equipo del Caos con sus dioses centrados en él, suele ser de esos. Y este definitivamente se podría definir como caótico en todo su esplendor. Para empezar los hinchas estaban enfervorecidos, ya antes de empezar el partido iniciaron una trifulca que hizo perder parte del tiempo de la primera entrada.


Despliegue inicial
Una vez el arbitro pudo controlar la situación se inició el partido con patada inicial del equipo de Khorne que trato de hacer un despliegue muy poco caótico tirando hacia la defensa trasera. De poco le sirvió ya que dejó dos autopistas de peaje para las veloces elfas que se colaron en tropel por las dos bandas lo que las permitió marcar touchdown en dos jugadas, Las silvanas se lo prometían felices y se replegaron dispuestas a aguantar el tipo y defender frente a los lentos siervos del caos. Los dioses tenían otros designios.

Los hinchas perdieron los papeles durante la patada, invadiendo el campo. Debía de haber un hombre arból entre la afición de las elfas, pues varios caóticos acabaron en el suelo mientras las del bosque veían a la gente pasar, aun habiendo una mayor cantidad de hinchada del Dios de la Sangre. Aun así de poco les sirvió a las veloces elfas. En menos de dos turnos, las dos valientes bailarinas y una de las corredoras se encontraban en el banquillo inconscientes, con lo que el lento pero seguro "calzoncillo" caótico pudo avanzar sin prisa pero sin pausa hacia el Touchdown que alcanzó en el último turno de la primera parte.


Así pues, empezando la segunda parte, con las dos bailarinas otra vez en el campo, un arbitro linchado (¿alguien sabe qué había en la bebida que se servía en las gradas?), tras un error en la recepción del equipo caótico, las veloces elfas aprovecharon para marcar su segundo touchdown del partido, volviéndolas a poner a la cabeza.

Aquí se las veían felices
La quinta entrada se inició con una arbitro traumatizado ante el final poco agraciado de su predecesor, con lo que no se dio cuenta de cómo las elfas se adelantaron al sonido del silbato y se pusieron en posición de atrapar el ovoide antes de que este aterrizase en el campo caótico. Se olía un tercer touchdown para las moradoras del bosque, pero los Dioses del Caos son crueles. Por muy buena pinta que tuviese para las orejas en punta (sus dos mejores jugadoras tenían controlado el balón, tenían despejado el camino a la línea contraria). Las cabras, en un arranque, se las apañaron para echar a la enfermería a ambas ágiles bailarinas de un golpe a cada una, haciendo que una se pierda el siguiente partido.

A partir de ahí, y sin las dos puntas de lanza de su equipo, las elfas trataron, sin éxito de recuperar el balón, que estaba en manos de los siervos de khorne que con calma pero sin pausa se abrieron paso hasta el la línea de Touchdown silvana, empatando el partido en el último turno.

El partido acabó como empezó, con disturbios, que hicieron que las elfas ganasen algo de tiempo, que no pudo ser aprovechado pues el cobarde entrenador caótico desplego a todo su equipo atrás, por miedo a una posible ¿paliza élfica?, lo que dejó a las del bosque sin posibilidad de llegar al touchdown.

En resumen, un empate a dos, y cuatro elfas y un hombre bestia a la enfermería, Pero Khorne castiga la cobardía... ya veréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario