viernes, 27 de mayo de 2011

partido chino-pedro

la animosidad se respira en el ambiente. La falta de nicotina en sangre de Pedro y la ludopatía del chino llevan a una beligerancia sin precedentes. El hecho de que se estén peleando por el primer puesto no tiene nada que ver, y el que el chino no se entere de lo que llevan los jugadores de pedro, tampoco.
Los jugadores de Pedro intentan una melèe en el centro del campo para evitar el touchdown del corredor estrella oriental, pero tras un par de placajes estratégicos, y una esquiva fácil, consigue anotar en el segundo turno.
Comienza la segunda entrada con una bonita evisceración por parte de Ugroth Bolgrot, que lleva a un línea amarillo directamente a la morgue entre enfervorecidos gritos de la hinchada verde. El resto de la parte transcurre de forma tremendamente lenta mientras los orcos avanzan puñetazo va, patada viene, hacia la zona de TD, para empatar el partido.
Comienza la segunda parte con los orcos repartiendo un poquito más de estopa. El troll, en concreto, decide romperle el cuello a un corredor, pero poquito, nada que el médico oriental, con su sabiduría milenaria, no pueda solucionar para que pueda terminar el partido. Sin embargo, la ensalada de galletas no consigue imponer al partido el ritmo que merece un choque de esta categoría. De alguna forma, los verdes se las apañan para perder el balón y que acabe en las garras de los chinorris, que hacen una carrera desesperada hacia la zona de TD, truncada por el puño de un orco negro. En su último turno, un receptor amarillo intenta una jugada de fábula para marcar, que termina catastróficamente al intentar forzar para entrar en la zona de TD.
Conclusión: empate a uno, tras un partido incluso más aburrido que la entrada que lo comenta.

1 comentario:

  1. ¡¿Qué pasa amigo Pollo que como perdiste con Isaac, según me han comentado, de una forma más que triste, te dedicas a escribir las crónicas de los demás en vez de las tuyas!?

    ResponderEliminar