martes, 22 de junio de 2010

Opción Halfling (pa ti Miguel)

He visto esto de Gaspez Arts:

http://www.gaspez-arts.com/?go=details&id=154

La verdad es que parece una buena alternativa a las miniaturas de GW.

Agur yogur.

viernes, 18 de junio de 2010

11ª Jornada: El Tocino Veloz vs Mordisquitos SA

Los vampiros no levantan cabeza, hasta el punto de haber sido brutalmente pisoteados por un puñado de medianos. Lo gracioso de esto (además de la paliza por dos a cero y seis bajas a tres, acabando los hemofílicos con cuatro jugadores en el terreno de juego en algún punto) es que los tocinetes favoritos del público ya van quintos (sí, quintos, a media tabla).

Del partido destacar que un mediano con dotes para el placaje es posible que no vuelva a ver el campo (o lo haga sin armadura) y que el equipo de chupasangres va con tres jugadores al próximo encuentro, con lo que no cubre ni siquiera el mínimo de once.

Unos no salen del pozo y otros ascienden hasta niveles insospechados para el público. Esto es blood bowl, señores.

domingo, 13 de junio de 2010

3ª Ronda de la segunda vuelta: Los reciclaos Vs Las vulpess






Poco que comentar, el pollito dice que hay que venir llorao de casa, cuando la suerte no esta de tú parte, es más cuando está en tu contra, nada se puede hacer. 2-0 para los Nomuertos, 6 bajas a favor y ninguna en contra. Las Vulpess pierden a cuatro jugadoras para el próximo encuentro que para más inri tendrá lugar en tierras orcas. Que el karma nos pille confesados...

Y ahora el más estupido de todos los videos hasta la fecha; sí cada dia nos superamos, sí cada dia somos más y más tontos:





Pues eso, el oyente sigue resoplando en la nuca de Miguel, haced las interpretaciones que queráis mariconazos y la liga sigue viva, aunque si los mutantes ganan dos partidos serán campeones de forma matematica. ¡¡Y eso es tooodo amigoooooos!!.

domingo, 6 de junio de 2010

4ª Jornada de la 2ª vuelta: Pezones de acero Vs X-men

Crónica del partido que se jugó con un garbanzo por balón y un cocido como entrenador: Mool (lleva mucho texto, pero la ocasión lo merece).



Como todos bien sabéis o deberíais saber a estas alturas, para contar como se deben contar una historia, un chiste, una anécdota o como es el caso un partido, lo primero que hay que hacer es situar la acción en el tiempo y en el espacio, las dos formas puras de Kant. Pues bien, ahi vamos: sábado 05/06/2010, Pozuelo (Madrid), casa de Mol, en torno a las 20:30 horas peninsulares, recordad para siempre esta fecha. Como también sabéis o deberías saber, para contar como se debe contar un evento épico hay que introducir pequeñas gracejas, sin relación directa aparente con la narración y también enmarcarlo dentro de otra historia, pues bien allá vamos.

Después de una mañana infernal en el trabajo, aguantando lo que sólo puede aguantar un veterinario de animales de compañía un sabadete, me dirijo hacia Plaza de España, donde había quedado con Moli para comer en el archiconocido chino subterráneo. Tras hora y cuarto de espera y tras pensar en más de doscientas formas de ajusticiar a semejante malqueda, nos metimos entre pecho y espalda un pan chino y una sopa cociendo de tallarines hechos a mano de los gordos (la temperatura ambiental rozaba los 32º, ole nuestros huevos) regados con una cerveza y cocacola de la tierra y un café con hielo, habia que avituallarse bien ante el esfuerzo colosal que ibamos a realizar, Moli como entrenador (que pagó en parte su tardanza invitandome a comer) y yo como árbitro y corresponsal de guerra.

Cuando ya hubimos satisfecho nuestra gula, nos encaminamos hacia el reino de terror, caos y tonteria donde vive (si es que a esa forma de existencia se le puede llamar asi) el antaño poderoso Isaac, ahora reducido a un pobre hombre con faringitis y peinado rococó. Allí cogimos el terreno de juego que el capullo de Mol no tenía en su casa, y el mariconcele de Miguel no llevó hacia el enfrentamiento. De nuevo sometidos a las duras condiciones meteorológicas, peregrinamos hacia Pozuelo; toda historia tiene su viaje con aventuras en el camino, como podéis ver esta no es una escepción.

Sobre las ocho de la tarde llegamos al municipio del evento, compramos bebida y cosillas de picar. Esto merece otra aclaración. En el Señor de los anillos, los elfos tenían lo que se denominaba lembas o pan del camino, he de decir, aunque sea perseguido para los restos por legiones de amantes de la obra de Tolkien que: ¡¡Una mieeeeeeeeeeeerdaaaaaaaaaaa!! comparado con las cortezas que compramos. Tres euros en el ahorramas, tres cortezas por cabeza lo que fuimos capaces de comer. Más absorventes que una magdalena de dos kilos caducada doce años, su puta madre, al comerlas sentías como te liofilizaban por dentro otorgándote para siempre la inmortalidad, ¡¡cada una de ellas debía de estar hecha con dos cochinos pegaooos!!. La NASA ya está estudiando las infinitas posibilidades de estas aberraciones de la gastronomía española. Nos hicimos una cachimba, llegó Miguel y comenzó el partido.

Y comenzó recibiendo el balón Miguel e intentado zumbar al todopoderoso equipo enano, esto sería la tónica de todo el partido, los mutantes intentando zumbar, los enanos zumbando. En el segundo turno el ogro Coloso de seiscientos kilos de peso y de la ganaderia mutante ya estaba lesionado para el próximo encuentro; Los objetos mágicos. ¿ los objetos mágicos? a que viene esto ahora, expliquémoslo. Marx, en su momento, dijo algo así como que los trabajadores dejaban su esencia en el objeto que creaban. Pues bien, yo le armé la apisonadora a los Pezones de Acero, yo anclé todas sus piezas, yo la regué con mi propia sangre al taladrarme un dedo, y yo, con este gesto la doté de su poder. El ogro sólo fue uno de los tres heridos que hizo durante el encuentro, del que llegó a jugar hasta mediados de la segunda mitad.

Los enanos consiguieron arrebatar el balón a esos humanos modificados genéticamente durante su saque, pero como todos sabemos los designios del hombre de los pezones de acero son inescrutables y, porque no decirlo, en ocasiones de gilipollas, ofuscado en el ostiaje consiguió desbaratar hasta en dos ocasiones, lo que habia construido, como sólo Mol es capaz de hacer, nos reiteramos, haciendo el gilipollas (desde el cariño). Acabó la primera parte con empate a cero en el marcador.

Reciben los piernascortas, la apisonadora sigue en el campo, no es difícil sobornar a un árbitro para que no vea a una mole de metal de diez toneladas. Y todo siguió por sus derroteros habituales, ostia va ostia viene de mano, en ocasiones abierta, en ocasiones cerrada, de los que cavan las montañas, ante la frase de impotencia del entrenador rival: "Madre mía que sinfonía de ostias". Donde las dan las toman, y parece que ser un jugador de los pezones y tener defensa augura un trágico final, un barbaslarga recibirá libaciones de cerveza, su cuerpo será honrado, se le dará forma a la piedra para que descanse eternamente, asi ha sido siempre, asi se hará. Pero la vida sigue y la sinfonía también, caen mutantes y el cuero cruza el campo. Touchdown para los enanos.

La suerte, el destino, los designios del hacedor, el karma, la ley de la justicia, la teoria de los vasos de la buena y mala suerte, el humo negro de la isla de perdidos, leyes universales que siempre se cumplen, lo que un día te dan otro te lo quitan y en esta liga le habían dado mucho a Miguel y ayer, se lo quitaron. Y se lo dieron a Mol, que pegó y pegó y jugó mal o mol según como se vea, y consiguio placar y herir y meter un gol; y se lo quitó de nuevo a los mutantes que se les escapó de las manos el balón y el empate en la misma línea de touchdon y terminó el partido. ¡¡Y ganó Mol!!

Y aquí están, por partes, el documento que algún dia valdrá millones y atestigua que ganaron los enanos:



Las caras de la victoria y el fracaso, contrarias como la vida y la muette:





y por último el video que todos esperabaís, Miguel comentando su propia (y anhelada por todos) primera (que esperemos que no última) derrota: