domingo, 11 de abril de 2010

1ª Jornada de la segunda vuelta: Mordisquitos S.A. Vs Vulpess B.B.C.

Tras finalizar la primera vuelta y tras el parón de Semana Santa y su consiguiente torrija mental, retomamos la Liga con uno de los duelos más clásicos de la misma, por la grandeza de los dos entrenadores enfrentados (autobombo) esta vez teniendo a sus ordenes a vampiros y amazonas.

Como viene siendo habitual en los últimos partidos de las Vulpess, el encuentro comenzó con disturbios, perdiéndose un turno. La primera parte fue de las chicas, marcando el touchdown en el turno ocho después de dejar atrás y muy cercano al centro del campo a casi todo el equipo de chupasangres. Se llegó así al descanso con el 1-0 y con una baja a favor de los Mordisquitos.

La segunda mitad, fue para los vampiros que tuvieron que esperar hasta el final para empatar, por la defensa de las amazonas que plantaron cara mientras pudieron pero que acabaron perdiendo terreno ante la superioridad de fuerza del equipo vampírico que anotó el tanto que llevaría al resultado final. No fue algo sencillo y en su próposito uno de los "soguillas" abandonó para siempre la práctica del Bloodbowl y con ella la vida; la anemia crónica por sangrado yugular, a pesar de ser de tipo regenerativo, nunca fue muy compatible con este bello deporte. Al final reparto de puntos, empate a uno, dos heridos causados por los chupacabras y uno, letal eso si, por las zorras de la competición.

Y ahora, una vez acabada la crónica y como es costumbre las instantáneas del evento:



Diego y (Mini-)Mol en un lance del juego en la segunda parte. No sé que debe sentir un cachorro de perro al verse rodeado de gañanes en su primer partido de Bloodbowl, lo que si sé es que con el entrenamiento adecuado y en no mucho tiempo, esta entreñable criaturita superaría en táctica y estilo de juego al tipo que le dió el nombre... (Moooool, mira que eres maloooo).


Isaac, obsequiándonos con su belleza masculina y Mol versión Mol 2.1. afeitadito y con el pelo corto pero sin perder sus señas de identidad, barriga más que cervecera, aficción por pincharse y no soltar la puta cachimba y camisetas con contenido altamente friki y nocivo para la salud.

Veremos que depara el azar en el resto de la jornada.

1 comentario:

  1. pues mini Mol parece estar prestando más atención al partido que el resto de los árbitros...

    ResponderEliminar