sábado, 14 de marzo de 2009

Cuarta Jornada: Pro Amateur- Norsca Amalgamated

Arbitro y comentarista: Ese Maldito Gato Vengador (servidor)

Día perfecto en esta mañana de sábado arrancando el partido con saque de los elfos. Este es un partido que promete, señores, no por la calidad de los contendientes sino por la sopa mental que han demostrado en los momentos previos al partido. Los elfos demuestran su precisión milimétrica en la patada yendo el balón a parar directamente en la cabeza de una ferviente admiradora, en paz descanse.

Tras el primer movimiento el equipo del norte pierde parte de su táctica al olvidarse su entrenador de los tiempos. Esto desconcentró de tal manera al troll de las nieves que al ir a golpear a un elfo que pasaba por ahí se encontró con su propio puño, acabando contando las briznas de césped del suelo.

Esto fue aprovechado por los elfos para retroceder a posiciones preestablecidas. La táctica tuvo éxito al conseguir que uno de los nórdicos al ir por ellos se tropezase acabando con la bota de una de los orejas puntiagudas en la rabadilla.

Los elfos procedieron a un movimiento de flanqueo entrando por la banda presentándole sus respetos de forma contundente a un bárbaro que por ahí esperaba. Aun así los nórdicos recuperan algo de su valor y haciendo una contrajugada por el otro lado mandando a un comeflores al banquillo.

Intentando cerrar la banda los elfos se encuentran que dos elfos NO pueden con un wolfenherger y acaban pastando su plato favorito. Los nórdicos aprovechan este hueco para irrumpir en el campo de su rival, mientras el wolfen le continua explicando al otro elfo los motivos por los cuales no es bueno molestarle.

Los elfos se ven obligados a recular (lo de antes fue por diversión) para bloquear la maniobra realizada por los norses conocida como "calzoncillo élfico" (irónica es la vida). Así que los norses dejan que el troll de las nieves se entretenga en el centro con quién se encuentre mientras que el lanzador huye con el balón hasta la línea de touchdown decantando el partido hacia los sujetos barbudos del norte. (1-0)

El elfo que había salido durante la entrada anterior decide que allí se está muy bien, y su equipo le mira mal mientras se prepara para recibir el balón, desplegándose en la típica formación de "línea". El equipo lanzador se adelanta y mientras los elfos observan el balón volar en una perfecta trayectoria parabólica no ven a l troll de las nieves avalanzarse sobre uno de los compañeros de sus bandas haciéndole ver las estrellas.

Los elfos se recomponen tratando de empujar la línea nórdica hacia atrás, con relativo éxito, y volviendo a su táctica del lateral, con mayor éxito, clavándole uno de los receptores elficos el codo en la nuez al corredor norse (que en paz descanse).

El troll, siguiendo a lo suyo echa a uno de los jugadores contrarios al público con la mala suerte de que fue justamente hacia su público, y el resto de elfos lo devolvió indemne al banquillo, mientras el wolfenherger hacia lo mismo y con idénticos resultados en la banda contraria. Mientras que el entrenador norse, en momento de confusión, alecciona a sus jugadores sin sentido a pegarse entre ellos el equipo trata de cerrar las posibilidades de pase.

El equipo elfo intenta el pase, que no es interceptado y llega con la precisión característica de esta raza (que no de este equipo) al receptor, que marca un touchdown empatando el partido. (1-1).

El elfo del banquillo al ver la remontada de su equipo decide que no le necesitan y sigue en el banquillo mientras su equipo prepara la defensa. El equipo elfo saca mandando la pelota a un extremo del campo mientras que el equipo nórdico retoma la iniciativa adelantándose y procediendo a romper el centro elfico, con cierta eficacia, adentrandose en el terreno elfico hasta que el wolfenherger se dio un cabezazo con un línea élfico acabando ambos en el suelo. Los elfos replegan de nuevo viendo el avance y lo poco que queda de la parte.

Los nórdicos se toman la justicia por su mano e intentan apalizar elfos con escaso éxito. Los últimos segundos del partido son aprovechados por los elfos para mandar a un norse al banquillo, y acaba la segunda parte.

El elfo del banquillo decide volver para la segunda parte, mientras que el norse se encuentra demasiado conmocionado. Los de Norsca comienzan su despliegue defensivo en inferioridad mientras los elfos se aprestan a recibir el balón. Los nórdicos demuestran una habilidad de patada similar a los elfos en la primera parte, pero en vez de dar a una animadora dan al hombre de los perritos calientes (en paz descanse) y mientras los entrenadores de ambos equipos ponen en práctica nuevas tácticas el partido recomienza.

Los elfos sacan provecho de su ventaja repitiendo su habitual táctica de la banda, que les sale bien por pura cabezoneria, atravesando más de la mitad del campo contrario. Los norses se ven obligados a recular para intentar parar la penetración elfica dejando el centro totalmente desprotegido.

Los elfos, viendo que ésta es la suya rompen lo que queda de línea nórdica haciendose con el control de la mayor parte del campo, y marcando touchdown tras una jugada aerea. (1-2)

El nórdico del banquillo se reincorpora al juego mientras su esquipo se prepara para tomar la ofensiva. Una ráfaga de viento hace que la patada elfica vaya fuera... otra vez, y los nórdicos se dedican a triturar sistematicamente la línea elfica. El corredor superviviente consigue huir por la banda mientras se forma una gran melee en el centro en la que uno de los líneas elfos ve como le rompen una mano. Aun así tres elfos consiguen rodear al corredor para tratar de pararle. Por desgracia para el entrenador elfico el wolfenherger y otro bárbaro se las apañan para llegar en su ayuda.

Finalmente se monta una nueva melee junto a la zona de touchdown elfica donde nadie sabe lo que hace en la que finalmente el equipo norse pierde el balón cayendo en terreno de nadie. En un intento de recuperar el balón van llegando más y más jugadores de ambos equipos y los gopes y mamporros se suceden por doquier y nadie sabe lo que está pasando. Finalmente un receptor elfo emerge del barullo con la bola en las manos.

No le duró mucho, pues el troll de las nieves andaba por ahí y vio la suya ahostiando al receptorrecuperando el equipo nórdico el balón y perdiendolo en el siguiente pase. Los elfos recuperan el balón, haciendo una jugada de campo con lo que un línea solitario se planta en el campo contrario en solitario y sin jugadores norses cerca. Un solitario nórdico corrió desde medio campo para tratar de detenerlo aunque sin resultado (bueno, sí, empatizar con sus adversarios comiendo hierba). El elfo escapó marcando touchdown dando la victoria por inevitable. (1-3)

Ante como va el partido los hinchas nórdicos se soliviantan lanzando una piedra al campo, dandole de lleno en la cara al receptor estrella de los elfos que se va inconsciente al banquillo. Los nórdicos intentan vengarse en el último minuto zurrando a los elfos a su alcance pero dejandolos sólamente muy magullados. El partido acaba cuando un línea nórdico intenta pisar a un elfo en el suelo y es expulsado por el arbitro.

Fin del partido y victoria para los Pro Amateurs por tres touchdowns a uno, y empate a bajas.

1 comentario:

  1. Un gran partido del receptor élfico número cinco Eo Frefnei, con dos anotaciones y una baja, sin duda uno de los mejores del partido...

    Que gran comentarista tenemos. jejeje

    ResponderEliminar